Vislumbrar los primeros atisbos de tierra firme no quiere decir que tu viaje haya concluido.

Una vez hayas aprendido a manejarte con soltura en el arte de desvelar las señales que iluminan el camino que estas recorriendo, mientras la "simpática esfinge" se afana en cerrarte el paso ejerciendo como fuerza opuesta a las acciones que estés llevando a cabo para conseguir tu objetivo, es vital que no desatiendas dos importantes cuestiones.


La primera de ellas es detenerte a volver a considerar o evaluar cuál fue el "cabo suelto" en el que no reparaste a tiempo para que las señales inarmónicas que se te están presentando pugnen por llamar tu atención hasta que te des cuenta de que vas por mal camino. No basta con que te des cuenta de que "perdiste pista" y por ahí no es, es importante que detectes dónde se entramó el desvío que te ha colocado en esa situación, para poner subsanarlo mientras este proceso dependa única y exclusivamente de ti. Si estuvieses realizando un viaje por carretera desde Granada a Madrid por ejemplo, y en un tramo descubres que las señales de tráfico te están indicando que vas dirección Sevilla ¿A qué desandarías tus pasos hasta dar con el punto de la carretera dónde te extraviaste y desde ahí corregir la trayectoria?. Pues en este viaje por el que trato de acompañarte con estas publicaciones lo mismo. Sólo que en este segundo caso tus pensamientos, palabras y emociones serían tu mejor GPS.


Y en segundo lugar pero no por ello cuestión menos importante, no bajes la guardia ante las primeras señales armónicas. Trata de no caer en el autoengaño y menos aún en la suculenta tentación de dejarte seducir por los primeros atisbos de "tierra firme" que vislumbres. Recuerda que haber sido ascendido a primer corista del coro no quiere decir que seas capaz de componer una sinfonía. Te pongo otro sencillo ejemplo para explicarme mejor. Supongamos que hacia dónde te diriges es a encontrar una pareja que reúna una serie de requisitos, los que sean de valor para ti eso da igual ahora mismo. Si de pronto recibes una propuesta de alguien que no los reúne, pero aún así sucumbes a dicha tentación porque a fin de cuentas es una potencial pareja y estas cansado de estar solo, ya erraste el tiro. No fuiste fiel a tu lista de requisitos-tu propósito y la esfinge consciente de una de tus debilidades -en el ejemplo tu necesidad de no estar solo - ya te ganó la mano. Te tentó con algo externo a ti - esa persona que aliviaría tu soledad" para que "escapes" de esa sensación.


Y la muy bribona no sólo te sedujo para que te adentraras en una relación que por no ser lo que querías encontrar hará aguas antes de que te de tiempo a bajarte del barco y tocar tierra firme metafóricamente hablando, te habrá tomado la medida y habrá calibrado lo comprometido que estas con los pasos que estas dando y la magnitud o fuerza que tiene para ti el deseo que te impulsa a darlos. Te habrás descubierto ante ella y mientras no le demuestres que eres confiable, no permitirá que accedas al tesoro que custodia.


Os he puesto este ejemplo, no me importa compartir contigo esto, porque ilustra muy bien la situación en la que actualmente me encuentro. Muchas personas de mi entorno no alcanzan a comprender porque me mantengo sin pareja, pese a tener... y esto lo digo desde la humildad... diferentes opciones para elegir. Es más me invitan incluso a tenerla para dejar de estar "sola" porque les apena verme así... algo que cuando aprendas a manejarte con el poder de la escucha activa te enseñara que de lo que están hablándome es de sus propios temores no de los míos.


No he aceptado hasta ahora ninguna de estas ofertas simplemente porque ninguna reúne los requisitos del amor ágape al que aspiro - lo voy nombrando porque más adelante os hablaré de él-. Desde mi visión de la vida, esa que os comparto desde aquí, sinónimo del "premio gordo de la lotería", si uno quiere de verdad experimentar lo que es el amor cuando lo entiende como un estado de consciencia. Estado, en el que uno aprende entre otras cosas, que la soledad solo se llena con la presencia en uno mismo. La esfinge al igual que yo, sabe que este es el gran regalo para mí después de todo lo vivido en mis relaciones de pareja anteriores, lo que no sabe si me permitís la broma aunque lo digo muy enserio, es que por mucho que me este "bloqueando" el camino adornándolo con suculentas tentaciones, antes o después no le quedará otra que hacerse a un lado y dejarme tocar tierra firme, porque con mi actitud me estoy ganando su confianza, estoy dándole muestras de mi credibilidad, de mi coherencia interna al mantenerme fiel a mi deseo. Te invito a que tu hagas lo mismo. Si quieres convertirla en tu aliada, ese es el único idioma que entiende.

Buen finde!!!


                                       Síguenos

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook - White Circle

                      CONCIENCIA-T