¿Colapso Global o Gran Esfinge?

Como ayer te decía cuando enfocamos nuestro propósito en avanzar dentro del camino de la sanación, junto a las primeras señales, armónicas o no, de nuestros progresos internos, un "simpático personaje" hará acto de presencia en la trama que nos traigamos entre manos, el "conocido" como Esfinge.


Y lo hará a razón de dar testimonio de una curiosa ley "A toda acción se opone una reacción, es decir, cuanto mayor sea el impulso logrado mayor será el opuesto que se presentará intentando anular dicho impulso para anularlo". Así funciona el flujo de la energía. Cuando esto ocurre hay que tener presente que nos encontramos en el punto central del camino que estamos recorriendo y no perder de vista de paso que cuanto mayor sea el impulso logrado mayor será la esfinge-fuerza opuesta que nos encontremos.


Para "esquivar esta bala", si me permites la metáfora, sería bueno que tuvieses en cuenta dos cuestiones ¿Qué es en si misma una esfinge? ¿Y qué estrategias emplea para cerrarme el camino? Si te parece vamos a verlo. Una esfinge no es más que el sumatorio de todo lo que más hemos temido a lo largo del camino, todo lo que nos ha hecho perder el norte mientras tratábamos de avanzar y todo lo que nos sigue suscitando dudas e inseguridad. Si atiendes bien a esta definición comprenderás porqué era tan importante que mientras recorrieses los primeros pasos te liberaras de todo lo que te suscitara algún tipo de miedo, y cuanto más mejor, porque de hacerlo así estarías sin saberlo desarmando a la esfinge antes de que te asaltara. Poco margen de acción le estarías dejando para que viniese a intimidarte.


Ahora bien, anticiparte a ella no es sinónimo de desarmarla dado lo eficientes que pueden llegar a ser las tres estrategias que empleará para convencerte de que retrocedas. Lo primero que hará es intentar que sigas poniendo tu atención en el exterior enfocándote en resolver los problemas que se están presentando fuera y te olvides de que nada externo a ti puede frenarte. Por el segundo lugar que intentará agarrarte si no logra que entres en el combate hacia fuera será convencerte de que si las señales que ves en el exterior son inarmónicas... eso querrá decir que quizá aún no sea el momento de lograr tu objetivo por lo mucho que se demora y mientras te quedas a la espera, te olvides de que al esperar que algo de fuera venga hacia ti otra vez le cediste tu poder a algo externo. Y por último si lo anterior no te cala porque hiciste bien tus deberes al comienzo, intentará convencerte de que hagas lo que hagas si no alcanzas la meta que te has propuesto es porque eso que persigues no es para ti y está más que justificado dejar de dirigirte hacia tu objetivo. En síntesis, enredarte para que caigas en el combate hacía fuera, la espera y la justificación son sus tácticas más efectivas. Todas dirigidas a que pierdas la más firme convicción de que el poder del universo yace en el interior de todo aquel que jamás acepta poner su poder en lo externo.


Y ahora si me lo permites, una vez presentada nuestra amiga, artimañas incluidas, voy a extrapolarte esta lógica al momento actual que estamos viviendo. El gran colapso que está sacudiendo al planeta no es más que una gran esfinge que se nos ha colocado a todos delante, en un momento crucial del camino en el que la humanidad se preparaba para dar un gran salto de consciencia. Y por cómo está reaccionado ante el miedo la mayor parte de las personas, hay que reconocerla a este personajillo que de momento tiene al planeta entre sus garras. Y si no coincides conmigo, que levante la mano el que no se esté manteniendo más ocupado en resolver fuera lo que considera importante para salvar el pellejo, el que no se haya detenido en sus proyectos y haya paralizado su vida mientras se mantiene a la espera de lo que va ocurriendo fuera y el que no se este justificando por estar atado de pies y manos dada la situación que vivimos. Y aquí me disculpo con las personas que si que le están plantando cara a la esfinge sin dejarse intimidar por ella y hubiesen levantado la mano, porque todos no estamos reaccionando ante el miedo de esta forma. Como las "Meigas" "Haberlos haylos".


Hoy he querido hacerte esta extrapolación para recordarte que por negra y oscura que pueda parecer estar siendo esta "noche oscura del alma" que estamos viviendo juntos como humanidad, solo es eso, una noche oscura del alma, la luz volverá a resplandecer. Y que todos esos miedos que están emergiendo y que nos roban la paz no son más que una Gran esfinge que nos está mostrando lo que debemos sanar como colectivo. Así que no tengas miedo y haz tu parte, no te detengas, haz tu camino. Estamos todos como quién dice en "prueba de fuego", la esfinge lo sabe y por eso está apretando tanto, demuéstrale Quién y Qué eres y prepárate para la gran sorpresa que te llevarás al final, comprendiendo que la esfinge es también la guardiana de lo que es más valioso para ti y tu mejor aliada para que lo consigas. Lo creas o no se ha colocado frente a ti para ayudarte a crecer.










                                       Síguenos

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook - White Circle

                      CONCIENCIA-T