O mi ego tiene personalidad múltiple o no me aclaro con la lógica Pearciana

Este post lo publico para responder a una pregunta que hace unos días me trasladó una amiga que ha estado siguiendo mis publicaciones anteriores... las que describían las diferentes realidades desde las que el YO puede expresarse en función del cuadrante Pearciano en el que se hubiese quedado atrapada la mente.


Isabel me decía que en parte cada vez que leía la descripción de una de esas cuatro mentalidades acababa identificándose con todas. Por lo que se le hacia algo complejo discernir qué cuadrante era el suyo. Y lo cierto es que es una buena pregunta porque suele pasar que de entrada nos veamos reflejados en todos. El ego aunque no es que tenga personalidad múltiple, si que es verdad que sabe mimetizarse bastante bien en función de sus intereses... Por eso se mueve a su antojo por varios cuadrantes a la vez sin que nos demos casi cuenta. Si se siente carente se comportara como D. necesario, si en cambio considera que su meta es inalcanzable se comportará como D. Imposible. Y así sucesivamente.


Pero aunque esto sea así... si nos fijamos bien siempre habrá un patrón de pensamiento idéntico que se repite una y otra vez con independencia del personaje que esté interpretando. A eso me refería cuando al hablaros del tiempo circular comenté que lo que hay que buscar es "Un único problema a nivel de alma que se repite constantemente escondiéndose en diferentes formas" . Problema que por no parar de repetirse antes o después nos atascará en el tiempo lineal. ¿Cómo salir de este embrollo?


Os fui mostrando la lógica Pearciana precisamente para ayudaros lograrlo. Mientras le vais cogiendo el truco a la cosa... algo que puede ayudaros y mucho es descartar los cuadrantes dónde no logréis ubicar como mínimo 3 rasgos que lo caractericen. Cuantos más rasgos identifiquéis más probabilidad tendréis de que sea esa y no otra, vuestra cárcel mental. En los próximos días añadiré más rasgos característicos para que podáis sumarlos a la lista y los tengáis en cuenta si os paráis a hacer este ejercicio de introspección.


Ejercicio que por otra parte es vital realizar, ya de paso sin errar el tiro, porque si nos equivocamos al encuadrar nuestros patrones de pensamiento, los cruces persianos -lógica a seguirse para solucionarlo- no serán eficaces. Estaremos enviando las soluciones al lugar incorrecto simplemente porque allí no es dónde se encuentra el verdadero problema. Isabel.. ¿Más claro ahora? Buen día a todos!!!