Cuatro son las posiciones en las que queda encarcelada la mente ¿Te atreves con la lógica Pearciana?

Bueno ¿Qué? ¿Dispuesto a seguir poniéndole las cosas complicadas a tu "Yo" para traspasar los límites en los que te aprisiona? Si es así, sigue leyendo que aquí tienes más metralla. Por suerte para tu Ser, por hábil y astuta que pueda llegar a parecernos esta programación mental con la que nos identificamos, no está exenta de fisuras. Y no lo está porque los condicionamientos a los que nos "somete" - lo entrecomillo porque así será si tu lo permites, nada te obliga a seguir siendo su prisionero- son el resultado del conjunto de creencias que nos han transmitido y que nos han inculcado, desde los preceptos de la vieja era - si, esa que nos proponemos dejar atrás -. Creencias que, como te decía, por suerte se pueden revisar y cambiar.


Si haces el ejercicio de revisar ese viejo paradigma, observaras que se sigue sosteniendo sobre cuatro posiciones de la mente. Lo que Pearce etiquetó como: lo posible, lo imposible, lo necesario y lo contingente. Te invito a que reflexiones sobre cualquier problema que en estos momentos te inquiete, para que compruebes cómo tu "Yo" te cierra el paso, aludiendo como fin último a alguna de estas variables. Para que te resulte más fácil el ejercicio te diré cuáles son los cuatro verbos que las definen: Poder, Saber, Tener y Deber. Y ya para que lo pases con nota, te diré también cuales son los pilares, esos que desde fuera parece que mandan sobre nuestra realidad cotidiana, con los que cada uno de estos verbos se identifica: Política, Ciencia, Economía y Religión. Más sencilla la extrapolación ahora ¿Verdad? Si te pones a prueba comprobarás que esté ocurriéndote lo que te esté ocurriendo, con un alto índice de probabilidad el límite a trascender te lo está colocando tu "Yo" desde alguna de estas áreas.


Aquí van algunos ejemplos de lo que podría ser cualquier discurso mental: ...Yo estudiaría una carrera pero para personas con orígenes tan humildes como el mío no es posible acceder a ese tipo de educación... Yo saldría a buscar empleo pero con la que está cayendo ahora a nivel mundial veo imposible conseguir uno... Yo me iría de viaje pero necesito encontrar el dinero... Yo me independizaría pero no se si debo dejar a mi madre sola...


¿Esto quiere decir que para crecer interiormente tengo que ponerme el mundo por montera y viviendo dentro de una sociedad que se rige por esos cuatro parámetros tengo que revelarme contra ellos saltándome sus directrices? Obvio que la respuesta es NO. Lo que tendré es que aprender cuál es el partido que le saca mi "Yo" a dichas directrices usándolas para limitarme - qué estrategias inconscientes emplea -, tendré que aprender a vaciarme de toda la información que ya no me es útil dentro del paradigma hacia el que me dirijo y estoy en este camino y tendré que aprender a no seguir poniendo en el centro de mi existencia los límites que aparentemente lo externo me está poniendo mientras le siga cediendo mi poder a lo que veo que está ocurriendo fuera. Algo que os mostraré como hacer en próximas publicaciones. Poco a poco os iré desgranando los entresijos de la lógica Pearciana por si queréis explorarlos.





                                       Síguenos

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook - White Circle

                      CONCIENCIA-T