Carga tus pilas con energía extra si quieres rebasar los límites de tu yo.

Si has ido siguiendo en orden esta colección de reflexiones supongo que ya te habrás dado cuenta que poco a poco te van marcando una "hoja de ruta" para que logres alcanzar tus metas, para que crezcas interiormente y sanes todos los bloqueos que te alejan de tus resultados. Cada una de ellas te está describiendo de forma sistematizada los pasos que has de dar, son la respuesta al famoso ¿Cómo lo hago? que tantas veces me habéis trasladado en las actividades grupales.


Al encontrarnos en el punto central del camino, aprovecho para recordarte que los 5 primeros pasos que te he descrito son muy importantes porque todos dependen única y exclusivamente de ti, de tu trabajo interno. Ese que tanto le desagrada a nuestro ego y por eso lo eludimos. Y son muy importantes también porque aprender a rebasar los límites de tu "yo" que es hacia donde nos dirigimos, requerirá que cargues tus pilas con una buena dosis de energía extra, y cuando lo hagas, dicha energía amplificará lo que hayas ido macerando por el camino: para "bien" o para "mal". No pierdas de vista este último punto, porque cuando la energía entra a formar parte de la ecuación... no entiende de barcos... se dirigirá hacia dónde tu la hayas enfocado. Ya puestos, ¿Mejor enfocarla conscientemente, no te parece?.


Te hago este matiz porque cuando comenzamos a transitar este camino a casi todos nos pasa que nos sentimos atraídos por conocer diferentes técnicas y herramientas que eleven nuestra energía mientras nos ayudan a sentirnos más espirituales, lo cual está muy bien porque muchas nos hacen a sentirnos mejor por un tiempo, pero conocerlas y aplicarlas sin conocer lo más importante de todo ¿Qué es la energía? y ¿Cómo funciona? antes o después nos colocará en un callejón sin salida. Y os lo dice una que por el camino aprendió todas las técnicas aprendibles habidas y por haber y creedme cuando os digo que no os estoy exagerando. Primero las probaba en mí para mi propia sanación y luego si me convencían me preocupaba por aprenderlas para emplearlas como terapeuta en la sanación de un otro.


Así fue como me di cuenta que si bien su uso es necesario, recurrir a ellas dando palos de ciego y sin coherencia alguna era una perdida de tiempo. Sobre todo porque si tenemos en cuenta como funciona la energía no daremos cuenta que siempre tiende a ir hacia atrás, llevándonos hacia el estado previo al que nos encontremos por pura inercia... salvo que el interesado de turno sea consiente de ello y se mantenga atento para mantenerse en la nueva posición que le interesa mantener el tiempo suficiente como para que ese estado sea registrado por la energía como el previo. Algo que poca gente tiene la precaución de hacer, por lo que pasado un tiempo la mejoría que se notaron con la técnica energética que fuese se desvanece.


Con independencia de cuales puedan ser las técnicas energéticas que más te puedan seducir para elevar tu vibración, en breve te expondré cuales son los cuatros flujos que sigue la energía y que pueden hacerse presentes en cualquier situación. Conocerlos y aprender a detectarlos te ayudará a poner a tu favor dicha energía, por lo que recargaras tus pilas sin la necesidad de recurrir a ninguna otra técnica.